Miastenia Grave – Síntomas #2

Miastenia Grave - Síntomas #2
Dejé para el último los dos síntomas que desestabilizaron mi vida.
Doble visión y debilidad del cuello. Yo había escuchado, como seguramente todos nosotros, a algunas personas decir que veían doble, es más, hasta lo usábamos para burlarnos de algunos muchachos que usaban lentes, o los borrachos. Y siempre me pareció como chistoso cuando en las películas veía a algún doctor preguntar "¿cuántos dedos ves?". Me imaginaba que habiendo recibido un golpe en la cabeza le era difícil concentrarse y determinar cuántos dedos eran, o que veían borroso. No fue sino hasta que la miastenia me dio doble visión que entendí que el término describe exactamente lo que uno ve, doble. Es decir, no es visión borrosa, es perfectamente clara, pero doble. Especialmente en las áreas en las que uno se quiere concentrar. El cerebro no puede integrar las dos visiones y la imagen resultante es desesperante. Si uno mira hacia un sólo lugar fíjamente, eventualmente la imagen llega a unirse, pero en el momento en que uno mueve sus ojos, uno de ellos va más rápido que el otro y uno se marea, y hasta causa náuseas. El sostenimiento de mi familia depende en gran parte de mi visión, humanamente hablando, porque ellos y yo dependemos del Señor. Tuve que usar un parche, y alternarlo de ojo en ojo, para no volverme loco.
Pero, lo que me desarmó por completo, fue cuando mi cuello dejó de sostener mi cabeza. La cabeza es sostenida por uno de los músculos más fuertes de todo el cuerpo que está en el cuello. Cuando la miastenia ataca tu cuello, no puedes mantener la cabeza erguida; ni siquiera puedes levantar la cabeza de la almohada para salir de la cama. Necesitas usar tus manos o aparatos de soporte para mantener la cabeza en una posición útil para poder trabajar. Esto fue lo que más me inutilizó y me convirtió en un muñeco de sofá por un par de semanas.

June 3rd, 2016 by